La selegilina protege tu cerebro y te mantiene joven

By: mundobiohacking

Todo el mundo está en la búsqueda de esa píldora mágica que los haga correr más rápido, saltar más alto, tener una mente más aguda y vivir por más tiempo.

Y puede que eso no exista en la actualidad, pero lo que sí existen son fármacos que pueden ser realmente útiles para incrementar la longevidad y la función cerebral. Este tipo de fármacos son llamados nootrópicos, y entre esos se encuentra la selegilina, de la que hablaremos más en este artículo.

Pero antes adentrarnos un poco más en los beneficios de esta sustancia, primero debemos entender un poco más sobre cómo funciona el cerebro en conjunto con las neuronas, para que así puedas comprender mejor la acción de la selegilina.

Células cerebrales, neurotransmisores y dopamina

Hay miles de millones de células cerebrales en el cerebro y se comunican entre sí a través de los neurotransmisores. Entre todos esos, se encuentra un neurotransmisor de gran importancia llamado dopamina.

La dopamina es una sustancia química del cerebro que se relaciona con las emociones, las sensaciones de placer y los mecanismos de recompensa y motivación del cerebro.

La dopamina también te ayuda a controlar el movimiento de tu cuerpo. Gracias a las neuronas dopaminérgicas. Es por ello que la deficiencia de dopamina conduce a la enfermedad de Parkinson.

La cantidad adecuada de dopamina

Molécula de dopamina.

Ya que sabes la importancia de la dopamina, puede parecer que producir más de ella sería mejor para el cerebro, pero no es exactamente así como funciona. Al igual que todo en el cuerpo humano, debe haber un equilibrio, y así ocurre con la dopamina.

Demasiada dopamina puede provocar efectos negativos como psicosis, euforia, agresión y paranoia. Por suerte, el cerebro humano tiene un mecanismo para mantener equilibrada tu dopamina. El organismo produce de manera natural una enzima llamada monoamino oxidasa B, o MAO-B, que se hace cargo del exceso de dopamina.

La MAO-B es una enzima que se encuentra unida a la membrana externa de las mitocondrias en el cerebro. Esta enzima cataliza los neurotransmisores del tipo monoamina como la norepinefrina, la serotonina y la dopamina. En otras palabras, descompone estos neurotransmisores.

También requieres de una cantidad justa de MAO-B, si no produces lo suficiente, tus niveles de dopamina se incrementarían, con las consecuencias negativas que un exceso de este neurotransmisor conlleva. Demasiada MAO-B, por otro lado, dejaría tus niveles de dopamina tan bajos que te sentirías desmotivado, retraído e incapaz de sentir placer, además incluso podrías tener problemas con la libido y la concentración.

El equilibrio es la clave

Los neurotransmisores hace posible la comunicación entre las neuronas.

El exceso de MAO-B no solo elimina la dopamina, también afecta otros neurotransmisores. Además, esta destrucción enzimática de neurotransmisores libera radicales libres, lo que somete a las células circundantes a estrés oxidativo.

Ahora bien, en personas sin afecciones neurológicas o psicológicas, el sistema de control y equilibrio de MAO-B funciona con normalidad hasta los 45 años aproximadamente. Alrededor de esta edad, los niveles de MAO-B comienzan a aumentar año tras año, lo que significa que la dopamina comienza a descomponerse mucho más rápido de lo que tu cerebro puede reponerla.

Esto puede evidenciarse en personas ancianas, que pueden llegar a tener niveles de dopamina demasiado bajos.

Optimiza tu cerebro con selegilina

Muchas personas han comenzado a usar la Selegilina para evitar los descensos de dopamina. La Selegilina bloquea la actividad enzimática de la enzima MAO-B, ralentizando así la descomposición de los neurotransmisores, incluida la dopamina.

Debido a que la enfermedad de Parkinson tiene mucho que ver con el funcionamiento de la dopamina, los médicos recetan selegilina para tratar la enfermedad de Parkinson cuando está en una etapa temprana, específicamente para los problemas de movimiento que surgen por esta afección.

Por lo general los médicos también suelen recetar precursores de dopamina junto con la Selegilina. Esta combinación cumple una doble función: aumentar la producción de dopamina y bloquear la enzima que destruye la dopamina.

La selegilina protege los nervios

La selegilina aumenta los factores neurotróficos, compuestos que estimulan el crecimiento de nuevas neuronas y fortalecen las neuronas ya existentes.

También incrementa la superóxido dismutasa (SOD), un antioxidante que descompone las sustancias nocivas en las células para ayudar a evitar el daño en los tejidos. La función de la SOD en el organismo ayuda a reducir el riesgo de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, el endurecimiento de las arterias, así como otras afecciones inflamatorias.

En este caso, ambos beneficios de la selegilina no se relacionan sobre su efecto sobre la MAO-B.

Selegilina para la longevidad

la selegilina puede ser de gran ayuda para la longevidad.

La selegilina puede ser de mucha ayuda para aumentar la esperanza de vida. Estudios en modelos animales mostraron aumentos medibles en la vida útil de los sujetos de prueba después de complementar con selegilina.

Las personas sin ningún tipo de trastorno neurodegenerativo también pueden beneficiarse de dosis bajas de selegilina para prevenir el exceso de MAO-B y el descenso de la dopamina, especialmente después de los 45 años.

La dosis que se usa en estos casos es mucho más baja que la dosis prescrita para el Parkinson o la depresión. Ya que en lugar de administrar la selegilina diariamente, se puede tomar una dosis unas pocas veces por semana.

Cómo obtener selegilina

La selegilina es un medicamento recetado, pero por lo general los médicos no suelen recetar selegilina para proteger el cerebro o aumentar la motivación.

En este caso, lo mejor es consultar con un doctor en medicina funcional o medicina integrativa, ya que es más probable que conozca los beneficios protectores y preventivos de la selegilina.

La selegilina es muy efectiva para las personas que sufren de parkinson.

Las desventajas de la selegilina

Al consumir selegilina hay que tener presente que interactúa con otros medicamentos psicoactivos, y con algunos medicamentos de venta libre como el dextrometorfano (un ingrediente presente en algunos supresores de la tos).

Si ya consumes otros medicamentos, lo mejor es consultar a un médico para verificar si estos no tienen interacciones con la selegilina para que puedas consumirla.

La selegilina tiene una biodisponibilidad baja por vía oral, por lo que es más recomendable consumirla por vía sublingual, para así aumentar significativamente la biodisponibilidad del compuesto en el organismo.

Los efectos secundarios físicos y mentales de la selegilina pueden ser: náuseas, alteraciones del sueño, alteración del control del movimiento o cambios en la frecuencia cardíaca. La mayoría de estos efectos secundarios tienen que ver con un nivel de dopamina demasiado alto.

Las personas que usan selegilina en dosis bajas para la longevidad notan cambios positivos en la motivación, la energía y la concentración. Si pruebas la selegilina y al poco tiempo notas problemas de atención, ansiedad, sueño u otros efectos negativos, es probable que esta no sea la indicada para ti.

Esto por supuesto es algo muy normal cuando se habla de nootrópicos, ya que también depende del organismo de cada quien. Mientras que una persona puede obtener varios beneficios, otra puede no sentir ningún cambio con el mismo compuesto.

La selegilina es una gran opción a considerar, pero algo importante a recordar al momento de consumirla, al igual que con otros fármacos que promueven la función cerebral, es analizar el estilo de vida que llevas actualmente. Es decir, de poco vale buscar los beneficios de un suplemento, si a este no se le acompaña de hábitos saludables que sirvan para mantener la salud de tu cuerpo.

La clave para vivir mucho tiempo es evitar las cosas que debilitan tu organismo (como el cigarro, el alcohol, niveles de estrés elevados), y luego agregar aquellos cambios que te ayuden a operar a tu máxima potencia, como tener una dieta sana y balanceada y realizar ejercicios con cierta frecuencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

catorce − 2 =