Bienestar

Microdosing: como los biohackers usan los psicodélicos

By: mundobiohacking

ADVERTENCIA: muchas de las sustancias mencionadas en esta página son ilegales. Este artículo está escrito con fines informativos exclusivamente: de ninguna manera recomendamos el uso o la adquisición de sustancias ilegales.

El microdosing es el acto de consumir cantidades sub-perceptivas de psicodélicos, como LSD, setas de psilocibina, DMT u otros compuestos de las familias de lisergamidas, triptaminas o fenetilaminas, para lograr mejorar varios aspectos de la vida cotidiana.
Según las palabras del investigador James Fadiman, pionero del microdosing, “sub-perceptivo” significa que “una dosis que se siente como si estuvieras al borde de una experiencia psicodélica ya es demasiado alta.”

Típicamente, los adeptos del microdosing integran microdosis de psicodélicos en su rutina, de una a dos veces por semana. Los microdosers a menudo reportan niveles más elevados de creatividad, más energía, mayor enfoque y mejores habilidades relacionales. La practica del microdosing no parece generar ninguna adicción.

Muchas personas toman microdosis para tratar la depresión o la ansiedad, con resultados a menudo notables.
Algunos entusiastas también informan que la microdosis ayuda a aumentar la conciencia espiritual, la empatía y mejorar los cinco sentidos.

La historia de la microdosis

Mientras que la historia moderna de los psicodélicos se remonta a la década de 1950, el interés en la microdosificación realmente empezó con la publicación del Dr. James Fadiman La Guía del Explorador Psicodélico: Viajes seguros, terapéuticos y viajes sagrados en 2011: de hecho, fue este libro el que introdujo formalmente el término “microdosing” en el vocabulario científico.

Pero el libro del Dr. Fadiman no solo contribuyó con una terminología; despertó la curiosidad y la imaginación de millones de personas fascinadas por los informes de microdosers experimentados. También proporcionó una gran cantidad de información práctica para cualquier persona que quisiera arrancar con un protócolo de microdosing.

La investigación en curso del Dr. Fadiman sobre la microdosificación es uno de los pocos estudios modernos sobre los efectos de la microdosis específicamente (la mayoría de las otras investigaciones tratan con dosis más grandes para resultados terapéuticos específicos).

Tras la publicación de La Guía del Explorador Psicodélico, el siguiente impulso en la conciencia del público sobre la microdosificación provino de una entrevista entre Fadiman y el podcaster y empresario Tim Ferriss en marzo de 2015.

Ferriss, quien alcanzó la fama después de ser autor del bestseller “The Four Hour Work Week”, tiene una audiencia enorme de personas interesadas en el emprendimiento, la auto-experimentación, la psicología, la espiritualidad y una variedad de temas adicionales relacionados con el biohacking.

Poco después de su fecha de emisión, los oyentes del podcast de Ferriss empezaron a experimentar y a compartir sus experiencias con microdosing. En consecuencia, los periodistas comenzaron a escribir artículos sobre microdosis.

Más recientemente, en 2016, la escritora Ayelet Waldman publicó su libro Un día realmente bueno: cómo Microdosing hizo una mega diferencia en mi estado de ánimo, mi matrimonio y mi vida.

El libro de Waldman analiza su protocolo de 30 días de microdosis con LSD para tratar una variedad de síntomas psicológicos causados principalmente por cambios hormonales relacionados con la menopausia.
Antes de la microdosis, los cambios de humor de Waldman se habían vuelto tan severos que pusieron en riesgo su matrimonio y la relación con sus hijos.

Luego, en una entrevista con el sitio web The Third Wave, dijo: “Este mes [de microdosing] cambió mi vida y todos los días me entristece no poder seguir haciéndolo legalmente”.

La ciencia de la microdosis de LSD

Si bien las sustancias psicodélicas han sido ilegales y hasta los últimos años se les ha prohibido estudiar en la gran mayoría de los países, muchos de los principales expertos del mundo han hecho avances notables en la investigación iniciada en los años cincuenta y sesenta.

Aunque casi ninguna investigación se ha realizado específicamente sobre la microdosis, sabemos algo sobre los efectos que las grandes dosis de psicodélicos producen en el cerebro.

Los psicodélicos más usados, como el LSD y la psilocibina, comparten una estructura relacionada a la serotonina, y se unen a los mismos receptores en el cerebro. La serotonina es uno de los neurotransmisores más importantes del organismo y afecta a casi todo lo que hacemos, desde cómo nos sentimos hasta cómo procesamos la información.

Los antidepresivos de la familia de los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina (ISRS) intentan hacer que la serotonina sea más abundante en el cerebro para mejorar el estado de ánimo. Los psicodélicos trabajan más directamente, sustiyendose directamente a la serotonina. Esto significa que uno de sus mecanismos de acción principales es unirse con un receptor de serotonina en el cerebro, ubicado en la corteza prefrontal, llamado 5-HT2A.


La estimulación del receptor 5-HT2A conduce a dos resultados muy importantes:

● La producción de “Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro” (BDNF o brain-derived neurotrophic factor en inglés). El BDNF estimula el crecimiento, las conexiones y la actividad de las neuronas.
● El aumento de la transmisión de glutamato. El glutamato es un neurotransmisor crucial involucrado en varias funciones cerebrales como la cognición, el aprendizaje y la memoria.

Otra cosa que hacen los psicodélicos es conectar partes del cerebro que normalmente no se comunican entre sí. Los psicodélicos permiten que estas conexiones únicas se formen al “amortiguar” la actividad de la “Red Neuronal por Defecto” (Default Network Mode o DMN en inglés). La Red Neuronal por Defecto es un conjunto de regiones del cerebro que colaboran entre sí y que podría ser responsable de gran parte de la actividad desarrollada mientras la mente está en reposo, por ejemplo los sueños diurnos, la auto reflexión y el pensar en el pasado o en el futuro.

Algunos estudios sugieren que la depresión y la ansiedad están altamente correlacionados con un DMN hiperactivo. Es posible que un DMN altamente activo nos haga reflexionar, sobre-analizar las cosas y salir del momento presente para cuestionar constantemente el pasado y el futuro.

Microdosing en la práctica

¿Dónde se consiguen las sustancias para el microdosing?

Por temas legales, no les podemos ayudar a encontrar sustancias para el microdosing. Las drogas utilizadas para el microdosing siguen ilegales en la gran mayor parte del mundo.

Recomendamos averiguar qué es legal en su país/estado y comprender las sanciones por posesión de sustancias controladas.

¿Cuales son las sustancias más usadas para el microdosing?

Las dos sustancias que se usan más comúnmente para el microdosing son la psilocibina (sustancia activa encontrada en los hongos “alucinógenos”) y la dietilamida del ácido lisérgico, comúnmente conocida como LSD.

Se pueden usar otras sustancias psicodélicas para el microdosing. Mencionaremos estas otras drogas más abajo en este artículo.

¿Como hacer microdosing con LSD?

El LSD es probablemente la sustancia psicoactiva más potente que conocemos. Por eso las microdosis empleadas son infinitesimales. El rango de dosis para el microdosing de LSD se encuentra generalmente entre 5 y 25 microgramos.

Muchos usuarios recreativos de LSD consideran que tienen que tomar más de 25 microgramos para conseguir efectos óptimos, sin embargo en este caso, ya no se trata exactamente de microdosing sino de uso recreativo de LSD.

La sensibilidad de las personas al LSD puede variar mucho y por eso no existe una dosis estandar que porporcione resultados garantizados. Además, la mayoría de los reportes sobre el tema concluye que la “ventana eficaz” (o sea el rango de dosis que genera los efectos deseados del microdosing) es muy estrecha. Por ejemplo es muy posible que un usuario no sienta ningún efecto con dosis inferiores a 7 microgramos, pero que sienta efectos psicódelicos y distorsiones de su percepción a partir de 10 microgramos.

Entonces cada microdoser tiene que encontrar su microdosis óptima, por juego de prueba y error.

¿Como medir precisamente las dosis de LSD?

Aquí es realmente donde empiezan las dificultades.

Muchos microdosers inexpertos consiguen ilegalmente papeles de LSD en el mercado negro y los recortan con tijeras para conseguir las microdosis deseadas. Desafortunadamente, esta tecnica es extremadamente imprecisa por 2 razones:

  • La cantidad de LSD en un papel del mercado negro puede variar entre 20mcg y 120mcg, o sea un factor de 1 a 6.
  • El LSD no se reparte de manera homogena en un papel.

Por eso la tecnica de recortar los papeles no es válida para el microdosing.

La técnica adecuada para hacer microdosing de LSD consiste en adquirir derivados legales de LSD como 1P-LSD, ALD-52, 1B-LSD o 1cP-LSD. Estos análogos de LSD son producidos por laboratorios que garantizan la cantidad de sustancia activa por papel. Cada uno de esos derivados son prodrogas de LSD, lo que significa que se metabolizan en LSD en el organismo después de la ingestión.

Idealmente, es aún mejor (y más económico) comprar derivados de LSD en polvo, en lugar de papeles. Sin embargo muy pocos laboratorios manejan polvo así que la mayoría de tiempo los microdosers tienen que usar papeles: esos papeles se colocan en un solvente apto para el consumo humano y así liberan su contenido de LSD en la solución.

Para medir precisamente las microdosis, la técnica adecuada es utilizar el método de la dosificación volumétrica.

La dosificación volumétrica de LSD consiste en diluir una cantidad bien definida de LSD (por ejemplo 100 papeles de 100 microgramos, equivalentes a 10 milligramos) en un volumen bien definido de solvente. En general el solvente usado es una combinación de agua destilada esteril y de etanol (por ejemplo 90% agua y 10% etanol), para garantizar la estabilidad de la molécula de LSD en la solución.

Tip: Usar vodka como solvente funciona muy bien. La vodka es en realidad una solución de etanol puro (40%) en agua. En este caso se puede usar 75% agua destilada y 25% vodka para llegar a una solución de 10% de etanol.

Si se diluyen 10 miligramos de LSD en 100 mililitros de solvente, se consigue una solución de 100 microgramos por ml.

Considerando que el peso de 1ml de esta solución es de aproximadamente* 1 gramo, se puede considerar que 0.1ml de solución trae más o menos 10 microgramos de LSD. Una vez mezclada, la solución de tiene que mantener refrigerada para garantizar su estabilidad.

Se puede usar una jeringa de insulina para extraer los 0.1ml (o sea 10 unidades de la jeringa). Y listo: sólo falta ingerir la solución.

El protocolo sugerido por el Dr Fadiman es de consumir la microdosis cada tercer día. No se puede consumir más a menudo ya que llevaría al desarrollo de una tolerancia muy rápidamente (o sea el cuerpo desarrollaría una resistencia al LSD en unos días) y la microdosis dejaría de hacer efecto.

*en realidad 1ml de la solución conseguida pesa ligeramente menos de 1 gramo. Pesa más bien alrededor de 0.98 gramos, ya que estamos usando una solución que trae 10% de etanol: el etanol puro (0.79 gramos por mililitro) es más ligero que el agua (1 gramo por millilitro).

microdosis-psicodelicos

¿Como hacer microdosing con hongos de psilocibina?

El microdosing con psilocibina es mucho más sencillo que con LSD ya que las cantidades involucrades son multiples órdenes de magnitud más grandes que para el LSD, lo que hace que las dosis son mucho más faciles de medir.

En el caso de los hongos de psilocibina, se considera que la microdosis ideal se encuentra entre 0.1 y 0.3 gramos. Estas dosis se pueden pesar facilmente con una báscula digital estándar.

Tip: muchos adeptos del microdosing de psilocibina, incluso el famoso micólogo Paul Stamets, reportan que los efectos perceptibles de la microdosis de hongos de psilocibina son mucho mejores cuando se usan en conjunto con un extracto de hongo medicinal Lion’s Mane (Melena de León). La hipotesis de Stamets es que la psilocibina funciona de manera sinérgica con el Lion’s Mane. 

La frecuencia de uso es la misma que para el LSD, o sea cada tercer día.

Microdosing con hongos de psilocibina VS microdosing con LSD: cual es el mejor?

Desafortunadamente no existe una respuesta definitiva a esta pregunta. Cada persona reacciona de manera distinta a esas dos sustancias y también el veredicto depende mucho de los efectos deseados.

Sin embargo existen muchos testimonios de microdosers en foros de internet y en redes sociales que podemos tomar en consideración. Estos reportes sugieren lo siguiente:

  • Si los objetivos buscados son reducir la ansiedad o promover un estado de introspección, la microdosis de psilocibina tiende a ser superior a la microdosis de LSD.
  • Si el objetivo es aumentar la motivación o los niveles de energía, el LSD parece ser una mejor opción.

Microdosing con otras sustancias

Aunque hacer microdosing con otras sustancias psicodélicas que LSD y psilocibina es una práctica poco común, existen usuarios que usan las drogas siguientes en su protocolo de microdosing:

  • Mescalina
  • DMT (N,N-Dimetiltriptamina)
  • 5-Meo-DMT (5-metoxi-N,N-dimetiltriptamina)
  • Ayahuasca
  • Cannabis
  • Salvia Divinorum
  • 2c-b
  • Ketamina

Y además de estas drogas comunes, existe toda una clase de “Research Chemicals” o “compuestos de investigación científica” (o sea drogas que no son tecnicamente ilegales y que se pueden comprar en varios sitios internet) que se pueden usar para el microdosing. Estos compuestos incluyen:

  • Derivados prodrogas de LSD (mencionados en la parte del artículo sobre el microdosing de LSD): 1P-LSD, ALD-52, 1B-LSD, 1cP-LSD…
  • Lisergamidas no-analogos de LSD: AL-LAD, ETH-LAD, EiPLA, MiPLA…
  • Derivados prodrogas de psilocibina: 4-Aco-DMT, 4-Aco-MET, 4-HO-MET, 4-Aco-DET…
  • Derivados de mescalina: methalilescalina, alilescalina…
  • Fenetilaminas relacionadas con 2c-b: 2c-c, 2c-d, 2c-e…
  • Disociativos: MXE, 3-Meo-PCP, O-PCE…

Conclusión sobre el microdosing

El microdosing de sustancias psicodélicas se ha convertido en una tendencia global en el mundo de los biohackers en los últimos años, y por una buena razón: es una técnica muy potente para mejorar varios aspectos de la vida, tanto al nivel emocional y espiritual como al nivel profesional.

Sin embargo, es imprescindible tomar muchas precauciones ya que las sustancias psicódelicas siguen ilegales en la mayoría del mundo. Además, el método de dosificación requiere mucha precisión para evitar malas experiencias, en particular en el caso de la microdosis de LSD.

De cualquier modo, lo que está seguro es que se requiere mucha más investigación científica sobre el tema del microdosing para sacar conclusiones definitivas. Podemos razonablemente esperar que el fenómeno reciente del “Renacimiento Psicodélico” permita que los científicos del mundo puedan por fin llevar a cabo sus investigaciones sobre el tema del microdosing…

Todo sobre la 7,8 dihidroxiflavona y sus beneficios 

Lo que tienes que saber sobre los tipos de Racetams 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 × 4 =