Rendimiento Físico

10 Beneficios de practicar artes marciales de forma recreativa

By: mundobiohacking

Practicar artes marciales tiene muchos beneficios

Las artes marciales han estado presentes en nuestra cultura por miles de años, y sus orígenes se remontan a diferentes civilizaciones y tradiciones ancestrales a lo largo y ancho del globo terráqueo.

Arte marcial significa “arte de guerra”, son disciplinas desarrolladas específicamente para el combate cuerpo a cuerpo con el objetivo de neutralizar al oponente, y fueron producto de ensayo y error en los campos de batalla de nuestros antepasados.

A medida que el ser humano avanzó en materia tecnológica, también se desarrollaron los enfrentamientos y conflictos bélicos, por lo que los métodos tradicionales de combate cara a cara evolucionaron a una faceta deportiva, usadas también para entretener a las masas.

Hoy por hoy los beneficios de practicar artes marciales son muy apreciados por quienes las practican, y existe una amplia gama de alternativas recreativas que nos permiten involucrarnos en estos milenarios métodos de ofensa y defensa.

Las artes marciales practicadas de forma recreacional nos ofrecen una serie de beneficios tanto físicos como emocionales, de los cuales cualquier persona con la suficiente constancia y determinación podrá verse beneficiado.

Disciplinas como el Jiu-Jitsu brasileño, Lucha, Judo, MMA, entre muchas otras, son algunas de las opciones que puedes considerar a la hora de aventurarte en este intrigante y gratificante mundo, en el cual obtendrás beneficios y aprendizajes como:

1. Fomentan la pérdida de peso

Uno de los principales objetivos al iniciarnos en una actividad física, es quemar esa grasa extra retenida luego de algún tiempo de sedentarismo.

Actividades como el Boxeo y el Muay Thai pueden quemar hasta 800 Kcal en 1 hora, por lo que representan una amenaza letal para esos gorditos que tan recelosamente se refugian en nuestro abdomen.

2. Reducen el estrés

Para nadie es secreto que en las artes marciales se golpea y patea al por mayor, por más primitivo que suene, estas acciones pueden llegar a ser muy terapéuticas cuando son realizadas con el equipamiento y técnica correcta.

Sentir como tu puño hace contacto con el saco de boxeo es más gratificante y relajante de lo que puedes imaginar.

3. Tienen un gran factor social

Las artes marciales

Un artista marcial difícilmente logrará alcanzar su máximo potencial sin un buen compañero de entrenamiento. El trabajo en equipo, apoyo mutuo, inspiración y motivación suelen estar a la orden del día en muchas academias de Jiu-Jitsu o en los dojos de Judo.

Una de las muchas ventajas de practicar artes marciales es la de interactuar con diferentes tipos de personalidades, pesos, estaturas, filosofías de vida y culturas, te permitirás expandir tu círculo social o incluso establecer amistades duraderas.

4. Fortalecen el valor del respeto

El karate, el aikido y muchas otras enseñan el valor del respeto

Como mencionamos anteriormente, las artes marciales son producto de la guerra, por lo que su estructura jerárquica es lineal, como los militares.

Esto no quiere decir que tendrás que marchar y pararte firme saludando a tu capitán, pero en disciplinas como el kickboxing o el karate, existen rangos (cintas) según la experiencia y tiempo de práctica de cada alumno. Este sistema de jerarquías es lo que fortalece el sentido del respeto hacia nuestros superiores y personas mayores.

Es muy gratificante finalmente recibir ese deseado ascenso después de meses o incluso años de entrenamiento. Muchas academias entregan diplomas, el cual podrás anexar a tu currículum personal como una herramienta de vida más.

5. Te instruyen en defensa personal

Desafortunadamente, vivimos en un mundo lleno de peligros y personas mal intencionadas. Es un hecho, saber defenderse es una necesidad, desde identificar el lenguaje corporal de un potencial agresor, hasta reaccionar de manera eficiente ante un enfrentamiento.

Aprender artes marciales es un seguro de vida, dominando correctamente las técnicas podrás neutralizar una gran cantidad de amenazas que esperamos nunca debas afrontar. Sin embargo es importante tener presente que; en una situación de riesgo que involucre un arma blanca o letal, lo prudente es no ofrecer resistencia.

6. Aumentan la fuerza

Que la palabra “recreativa” no te engañe, las artes marciales son actividades de alta demanda física.

Practicar artes marciales se traduce en sesiones de entrenamiento que suelen iniciar o terminar con ejercicios de calistenia e incluso pesos libres son implementados en muchas escuelas de MMA (Artes Marciales Mixtas) para condicionar a sus estudiantes de manera efectiva, factor que te permite desarrollar a plenitud la madre de las valencias físicas, la fuerza.

Un cuerpo con un sistema músculo-esquelético fuerte es un cuerpo sano, libre de lesiones y dolencias.

Y si quieres saber más acerca de cómo aumentar tu fuerza no dudes en visitar nuestro artículo: 10 tips para adquirir fuerza e incrementar tu masa muscular

7. Incrementan tu resistencia cardio-respiratoria

Bruce Lee no habría escalado tan alto solo valiéndose de su fuerza y un cuerpo tallado como la roca. Practicar artes marciales requiere de una altísima resistencia cardio-respiratoria, elemento que es desarrollado naturalmente al practicarlas.

Cualquier actividad física que involucre grandes grupos musculares y se realice por un periodo de tiempo mayor a tres minutos, es considerada por la ciencia del deporte como un trabajo aeróbico, del cual tu corazón y pulmones se verán beneficiados.

Esto se traduce en menos riesgo de infartos, hipertensión, fibrosis pulmonar, entre otras patologías que ningún ser humano quiere padecer.

8. Fomentan la autoestima

si entrenas este tipo de artes cultivarás la disciplina

Entre los muchos beneficios de practicar artes marciales se encuentra el que saber defenderte te empodera emocionalmente. Serás una persona más decidida  y confiada, capaz de manejar situaciones de estrés con mayor facilidad.

La capacidad de protegerte genera un cambio de actitud automático, y las personas a tu alrededor podrán percibirlo de manera positiva.

Las mejoras estéticas que alcanzarás con un entrenamiento diligente, haciendo uso de artes marciales recreativas, se traducirán en un cambio de cómo te percibes a ti mismo, ¿A quién no le gustaría lucir un abdomen como el de Conor McGregor?

9. Mejoran tu entendimiento hacia otras culturas

las artes marciales son multiculturales

Desde Tailandia hasta Brasil, en oriente y en occidente, diferentes países y regiones desarrollaron técnicas de combate cuerpo a cuerpo con estilos muy diferentes. Todas están llenas de tradiciones, folklore, ritos, saludos, gestos, términos y vestimentas, las cuales aún son transmitidas en las escuelas de pelea más modernas del mundo.

Es solo cuestión de dejarte empapar por el rico contexto histórico que rodea a estas intrigantes prácticas, lo que sin duda alguna tendrá un gran aporte a tu entendimiento y aprendizaje multicultural.

10. ¡Es divertido!

Siempre y cuando la actividad sea guiada y desarrollada responsablemente por el Sensei o Maestro (y colegas de entrenamiento), ten por seguro que quedarás profundamente cautivado y entretenido por lo dinámico de cada sesión en cualquiera de las diferentes opciones que mencionamos a lo largo del texto.

Existen academias orientadas específicamente a la práctica deportiva y competitiva (alto rendimiento) de estas disciplinas, pero si investigas un poco en tu ciudad local, seguramente descubrirás alternativas enfocadas hacia la recreación y diversión de sus alumnos.

Ten en cuenta que como usuario promedio que si bien hay muchos beneficios de practicar artes marciales, tu prioridad siempre debe ser alcanzar un mayor nivel de bienestar físico, pon tu salud en manos de profesionales capacitados ¡y recuerda divertirte aprendiendo!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

tres + catorce =