¿Qué es la terapia de reemplazo de testosterona (TRT)?

By: mundobiohacking

Terapia de reemplazo de testosterona (TRT)

La TRT es un procedimiento que consiste en la administración de testosterona (T) en hombres para el tratamiento de los bajos niveles de esta hormona. Las causas de esta alteración puede deberse a la edad, o como resultado de una afección médica.

El objetivo de esta terapia es por tanto restablecer los niveles de testosterona dentro de rangos normales, los cuales se ubican entre 500 ng/dL y 1000 ng/dL.

La TRT, además de los usos anteriores, se está convirtiendo cada vez más en una alternativa popular para efectos no necesariamente terapéuticos, entre los que se incluyen:

  • Mejoría en el rendimiento sexual
  • Incremento del nivel de energía
  • Aumento de la masa muscular y la fuerza.

La evidencia científica más reciente sugiere que, en efecto, la TRT puede ayudar a los hombres a lograr dichos objetivos, sin embargo, existen algunas advertencias que se deben tener en cuenta. Por ello, en este artículo, vamos a conocer un poco más de lo que sucede con los niveles de testosterona a medida que el cuerpo envejece y lo que realmente se puede esperar de la TRT.

Terapia-Testosterona

¿Por qué la Testosterona disminuye con la edad?

El cuerpo humano produce menos testosterona a medida que éste envejece. Según un artículo publicado por la revista American Family Physician, la producción promedio de esta hormona masculina disminuye en promedio entre un 1 y un 2 por ciento cada año, como parte de un proceso completamente natural que comienza a partir de entre los 20 y los 30 años.

La baja testosterona testicular hace que el hipotálamo produzca en menor cantidad la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Esta disminución genera que la glándula pituitaria produzca menos hormona luteinizante (LH) que, a su vez, resulta en una producción menor de testosterona en general.

Una eventual caída en los niveles de testosterona puede causar en el individuo:

  • Descenso en el deseo sexual.
  • Menor energía en general.
  • Disfunción eréctil.
  • Reducción en el recuento o volumen de esperma producido.
  • Problemas para dormir.
  • Pérdida de densidad muscular y ósea.
  • Aumento de peso.

¿Cómo saber si se tiene el nivel de testosterona bajo?

Los bajos niveles de testosterona en el cuerpo pueden estar relacionados con un padecimiento conocido como hipogonadismo masculino. Por ello, antes de adentrarnos en la terapia de reemplazo de testosterona, observemos un poco más en lo que consiste el hipogonadismo y su clasificación, como uno de los causantes del descenso o baja producción de testosterona en el cuerpo.

Hipogonadismo primario

Este tipo de hipogonadismo es causado principalmente por un problema en los testículos. A pesar de que los testículos aún están recibiendo el mensaje por parte del cerebro para la producción de testosterona, no están funcionando adecuadamente, y como consecuencia, no pueden producir una suficiente cantidad de ésta.

Esta forma de hipogonadismo generalmente se debe a una lesión en los testículos o a la exposición a la radiación de la radioterapia.

Hipogonadismo secundario

Por su parte, el hipogonadismo secundario es causado por la existencia de un problema con la hipófisis o el hipotálamo, dos glándulas en el cerebro entre cuyas funciones está la de ser las encargadas de enviar a los testículos señales para que produzcan testosterona. En pocas palabras, cuando se clasifica como secundario, el sistema de señalización entre el cerebro y los testículos está roto.

Los médicos suelen agrupar las afectaciones en la hipófisis y en el hipotálamo en la misma categoría. De no hacerlo, los problemas con la glándula pituitaria serían clasificados como “secundario”, mientras que los relacionados con el hipotálamo serían  puestos en la categoría “terciario”.

El hipogonadismo secundario es mucho más común que el hipogonadismo primario y sus causantes son variadas. Por ejemplo, puede ser originado por trastornos hipofisarios o hipotalámicos o por un tumor hipofisario (siendo sólo el 0.25% malignos), los cuales pueden afectar la producción de testosterona.

Otros factores que causan este tipo de hipogonadismo pueden ser la obesidad, la diabetes o el uso de ciertos medicamentos.

Por último, el envejecimiento natural también puede causar hipogonadismo secundario, pues este proceso desgasta gradualmente todos los sistemas del cuerpo, incluyendo la producción hormonal y el sistema de señalización para la producción de testosterona. Como resultado, los niveles de testosterona disminuyen con el paso de los años.

La disminución natural en la producción de testosterona conduce a la prevalencia en los bajos niveles de esta hormona en hombres de mediana y de avanzada edad. Se estima que entre el 20-40% de los hombres mayores tienen baja testosterona y/o sufren de síntomas asociados con baja testosterona.

Síntomas de testosterona baja

Como consecuencia de la baja producción de testosterona el cuerpo comienza a experimentar diferentes síntomas, entre los que se pueden encontrar:

  • Disfunción eréctil o problemas para tener y/o sostener una erección.
  • Otros cambios relacionados, como una menor cantidad de erecciones espontáneas.
  • Disminución de la libido o de la actividad sexual.
  • Infertilidad.
  • Caída rápida del cabello.
  • Masa muscular reducida.
  • Aumento de la grasa corporal.
  • Trastornos del sueño.
  • Fatiga persistente.
  • Depresión.

Muchos de estos síntomas también pueden ser causados por otras condiciones médicas o factores relacionados con el estilo de vida que se lleva. Si se llegan a experimentar, es necesario consultar con un especialista para hallar las causas subyacentes y un posterior tratamiento para estos, por lo que el siguiente punto es de suma importancia.

En los ciclos de testosterona para el culturismo se usan dosis más altas que en la TRT

TRT vs terapias de Testosterona para el culturismo

Es importante no confundir la TRT y las terapias de testosterona para la mejora en el rendimiento en el culturismo, ya que la TRT utiliza dosis fisiológicas normales para incrementar los niveles bajos de testosterona y llevarlos a niveles normales. Las dosis de testosterona se toman con regularidad, a menudo por el resto de la vida del individuo.

A diferencia de los ciclos normales de TRT, en los ciclos de testosterona para el culturismo son usadas dosis suprafisiológicas de testosterona para aumentar sus niveles por encima de lo normal durante un período de tiempo limitado.

Comenzar la TRT

Para poder acceder a un tratamiento como la TRT, es obligatorio, en muchos países, hacerse un análisis de sangre que demuestre un descenso, o un nivel bajo, de testosterona en el cuerpo.

El análisis de sangre medirá básicamente el nivel total de testosterona. De igual manera, se pueden medir los niveles de testosterona libre y globulina fijadora de hormonas sexuales. Cualquier prueba que proporcione estos tres valores proporcionará más información que el nivel total de testosterona por sí sola. Por lo que es recomendable acceder a una prueba completa.

El mejor momento para hacerse dicho examen de sangre es entre las 7 a.m. y las 10 a.m., puesto que los niveles de testosterona fluctúan a lo largo del día y las pruebas realizadas durante las primeras horas del día ofrecen los resultados más confiables. En algunas oportunidades es preciso realizarse una segunda muestra para confirmar un resultado inferior.

Otros exámenes importantes incluyen, una medición de los niveles de LH (hormona luteinizante), FSH (hormona foliculoestimulante), niveles de prolactina y un panel completo de tiroides.

Para iniciar una terapia de reemplazo de testosterona, es muy importante hacerlo bajo la supervisión de un médico endocrinólogo que tenga una buena comprensión de los mecanismos de la TRT.

Como fue mencionado anteriormente, el nivel de testosterona libre es tan importante, si no el más importante, como el nivel total de testosterona. El rango normal para la testosterona libre en los hombres es de 5 ng/dL a 21 ng/dL. Cabe señalar que los laboratorios utilizan diferentes metodologías para medir los niveles de testosterona libre, lo cual puede causar discrepancias con distintos resultados según el método de medición usado.

Ante los resultados de una prueba de laboratorio, se deben tener en cuenta dos puntos importantes con respecto al rango normal de testosterona. En primer lugar, que el rango normal de esta hormona es bastante amplio, ya que es perfectamente posible que un hombre tenga entre tres y cuatro veces más altos los niveles de testosterona que otro hombre, y ambos sean considerados dentro del rango de “normalidad”.

Por otro lado, mientras que un bajo nivel en la testosterona se define generalmente como un conteo total de testosterona por debajo de 300 ng/dL, existen hombres con niveles por encima de este valor límite que pueden experimentar síntomas de testosterona baja, debido a que experimentan grandes disminuciones a lo largo de su vida; otros podrían experimentar dichos síntomas al tener niveles meramente normales; o incluso, en distintos informes, se han estudiado casos en los que algunos hombres presentan estos síntomas a niveles tan altos como 450 ng/dL.

Presentaciones comunes de TRT

En el mercado se pueden encontrar diferentes presentaciones de testosterona para la TRT. Estas formas se pueden dividir en cuatro categorías: inyectable a base de aceite, geles/cremas de testosterona, pastillas y gránulos implantables. Entre estos, la forma más eficaz, de lejos, es la testosterona inyectable. Los otros métodos no brindan una eficacia suficiente, tienen efectos secundarios o desventajas críticas. Por tal motivo, no serán tenidos en cuenta en este artículo.

inyecciones de testosterona
La vía más efectiva de administración de Testosterona es por medio de inyecciones

Inyecciones de testosterona

Las inyecciones de testosterona son preparaciones de esta hormona a base de aceite. Se pueden aplicar por vía intramuscular (generalmente en los muslos, glúteos o deltoides) o por vía subcutánea (inyección en la grasa abdominal con una jeringa de insulina). La dosis más comúnmente recomendada, en este tratamiento es de 100mg a 200mg cada una o dos semanas.

Las dos formas más comunes de testosterona inyectable son el enantato de testosterona (TE) y el cipionato de testosterona (TC). TE y TC son formas modificadas de testosterona, las cuales tienen, específicamente, una molécula de éster unida a la molécula de Testosterona. Estas formas de testosterona tienen una duración promedio mucho más prolongada que una molécula de testosterona natural. Debido a esto, tanto el TE como el TC proporcionan una liberación sostenida de testosterona en el torrente sanguíneo.

En general, las inyecciones de enantato de testosterona y cipionato de testosterona son seguras y relativamente económicas. Debido a que ambas formas han existido durante tanto tiempo, existen versiones genéricas de estos medicamentos. La mayoría de los hombres que usan testosterona inyectable para la TRT dicen que, gracias a esta, consiguen que sus niveles de testosterona vuelvan a la normalidad, mejorando los resultados.

Aunque la testosterona inyectable es segura, existen dos posibles inconvenientes. El primero de ellos que, tras el suministro, el nivel de testosterona puede fluctuar. Por ejemplo, después de una inyección de enantato de testosterona o cipionato de testosterona, los niveles de testosterona pueden exceder los niveles fisiológicos normales durante los primeros 2 a 3 días, para luego disminuir constantemente a niveles por debajo de los niveles fisiológicos justo antes de la siguiente inyección.

Para minimizar el problema de la fluctuación, es necesario reducir el intervalo entre las inyecciones de testosterona y aminorar la dosis de forma proporcional para minimizar esta naturaleza cíclica de altibajos. En segundo lugar, la testosterona inyectable aumenta la producción de glóbulos rojos. Para tratar este posible efecto secundario, simplemente es necesario realizarse chequeos regulares con un especialista tras el inicio de la TRT, con el fin de monitorear los niveles de glóbulos rojos.

cipionato de Testosterona
El enantato de testosterona y el cipionato de testosterona son muy efectivos para el TRT

Cabe mencionar que existen otros ésteres de testosterona inyectable como por ejemplo el undecanoato de testosterona (TU). A diferencia del enantato de testosterona y el cipionato, que necesitan ser inyectados cada semana o cada dos semanas, la undecanoato de testosterona tiene una vida media extremadamente larga y por lo tanto necesita ser inyectado una vez cada 10 semanas.

Sin embargo, los ésteres de testosterona de muy larga duración promedio, como el undecanoato de testosterona, se tardan más en hacer efecto y su monitoreo puede ser difícil. Por lo tanto, no se recomienda usar TU, a menos que la persona no tenga la posibilidad de inyectarse la testosterona una vez a la semana.

Ventajas y desventajas de las inyecciones de Testosterona

Pros:

  • Económico.
  • Dosificación consistente.
  • Dosificación fácil de ajustar.

Contras:

  • Necesidad de inyectarse.
  • Los niveles de testosterona pueden variar.
  • Necesidad de hacerse pruebas de sangre cada 6-12 meses para monitorear los marcadores hormonales.

Productos:

  • Cipionato de Testosterona
  • Enantato de testosterona
  • Undecanoato de testosterona (no se recomienda al menos que no tengas la posibilidad de hacerte las inyecciones a menudo)

Dosificación: 100 – 200 mg cada una o dos semanas. Las dosis más bajas inyectadas con más frecuencia reducen las fluctuaciones en los niveles de testosterona entre inyecciones.

Otras sustancias que se pueden usar durante la TRT

Diferente a las anteriores sustancias, es posible considerar otros medicamentos para el inicio de la TRT:

HCG

HCG (Human Chorionic Gonadotropin o Gonadotropina Coriónica Humana, en español) es una hormona natural que imita los efectos de la Hormona Luteinizante (LH) en los hombres. Cabe recordar que la Hormona Luteinizante juega un papel vital en la síntesis y secreción de testosterona. Cuando la HCG es utilizada para tratar la infertilidad masculina o el hipogonadismo, esta sustancia imita los efectos de la Hormona Luteinizante, lo cual estimula la producción natural de testosterona en los testículos.

HCG es muy seguro, y tiene muy pocos efectos secundarios adversos.

En algunas ocasiones, la HCG es usada durante la terapia de reemplazo de testosterona pues la TRT reduce la producción de esperma debido al circuito de retroalimentación tanto en el hipotálamo como en la glándula pituitaria. Para los hombres que quieren mantener su fertilidad, la terapia con HCG puede ayudar a preservar la producción de esperma manteniendo los niveles de testosterona intratesticular. La HCG no solo ayudará a restaurar la fertilidad y la producción de esperma, sino que también puede reducir la contracción de los testículos. El uso de HCG con TRT puede restaurar sus testículos a su tamaño y función normales.

Con relación a lo anterior, algunos estudios han evidenciado que al someter hombres sanos con testosterona normal a TRT, sus niveles de testosterona intratesticular pueden disminuir en un 94% mientras seguían la terapia. No obstante, en aquellos que recibieron inyecciones de HCG junto con TRT, sus niveles de testosterona intratesticular sólo cayeron un 7%. Además, en los hombres que recibieron TRT y una dosis más alta de HCG cada dos días, se observó un aumento de la testosterona intratesticular en un 26% desde el inicio, lo cual demostró que la administración conjunta de dosis bajas de HCG podría mantener la testosterona intratesticular en los pacientes que se someten a la TRT, a lo que más adelante se demostraría que, no sólo aumenta la testosterona intratesticular con la administración conjunta de HCG, sino que también se preserva el recuento de espermatozoides al año de seguimiento.

La HCG se inyecta vía intramuscular o subcutánea. Puede ser utilizada sola o combinada con la testosterona. La dosis varía dependiendo de diversos factores, pero, en general, esta puede oscilar entre 250 y 1000iu, inyectado 2 veces por semana. Las dosis más altas de HCG (más de 1000iu por semana) pueden posiblemente causar insensibilidad a la HCG, haciéndola en su mayor parte ineficaz tras de un uso prolongado.

¿Se debe, o no, usar HCG durante la TRT?

La HCG es comúnmente prescrita junto a la testosterona. En términos prácticos, la HCG se prescribe principalmente a los hombres que buscan mantener la fertilidad durante la TRT. Algunos médicos y clínicas de salud reproductiva argumentan que todos los hombres que toman testosterona también deberían tomar HCG, pues ésta ayuda a mejorar los efectos de la terapia de testosterona. No obstante, aún no existe consenso sobre el uso de HCG para este propósito.

Por ello, si se quiere mantener tu fertilidad se recomienda el uso de la HCG, en caso contrario, se deben seguir las recomendaciones de un endocrinólogo: basadas en el perfil hormonal y las expectativas del paciente, éste determinará si es conveniente usar HCG, o no, durante la TRT.

Inhibidores de la aromatasa (IA)

Una parte de la testosterona se convierte en estrógeno a través de la enzima aromatasa, por lo que el tomar testosterona vía TRT puede aumentar los niveles de estradiol. La mayoría de los hombres en TRT no experimentan niveles altos de estradiol. Sin embargo, en algunos casos en los que los pacientes son genéticamente susceptibles pueden experimentar niveles altos de esta sustancia. En altas cantidades, el estradiol, puede llevar a síntomas como la retención de líquidos y la ginecomastia, por lo que es importante revisar rutinariamente los niveles de estradiol durante la TRT.

En caso de que los niveles de estradiol sean demasiado altos, el tratamiento más común es Anastrozol (Arimidex) o Aromasin. Arimidex inhibe la enzima aromatasa y, por tanto, inhibe la conversión de testosterona en estrógeno. La medicación y las dosis comunes son 0,25-0,5 mg de Arimidex E3-7D o 12,5-25 mg de Aromasin E3-7D (dependiendo de los niveles de estrógeno y la respuesta).

¿Porque la terapia de testosterona causa infertilidad en los hombres?

La testosterona exógena detiene la producción natural de testosterona del cuerpo por parte de los testículos. Los niveles de testosterona en el cuerpo permanecen normales debido a la testosterona exógena, pero los niveles de la sustancia producida naturalmente en los testículos caen muy por debajo de lo normal. Debido a que la producción de esperma requiere altos niveles de testosterona dentro de los testículos, la TRT reduce la producción de esperma, ocasionando que en algunos casos se inicien problemas de fertilidad.

Fuera de detener la TRT o reducir la dosis, una manera potencial de mantener la fertilidad durante la TRT es tomar HCG. En los hombres, la HCG estimula los testículos para producir testosterona, lo que eleva el nivel de testosterona intratesticular y permite la producción de esperma.

Si la producción de esperma no se ha iniciado dentro de los seis a doce meses de la terapia con HCG, se recomienda administrar Hormona estimuladora folicular (FSH) en una dosis de 75 IU inyectado intramuscularmente tres veces a la semana junto con el régimen de HCG. Después de seis meses, si los espermatozoides no están presentes o están presentes en cantidades muy bajas (<100,000/mL), la dosis de gonadotropina menopáusica humana (o FSH) puede aumentarse a 150 IU intramuscularmente tres veces a la semana durante otros seis meses.

Debe tenerse en cuenta que la HCG debe ser almacenada adecuadamente porque es un péptido y no una molécula discreta, como la testosterona. Normalmente, la HCG viene en forma de polvo en una ampolla estéril para prolongar su vida útil. Para su uso, la HCG debe ser mezclada con agua bacteriostática. Esta sustancia debe mantenerse en el refrigerador; de no ser mezclada, la vida útil de HCG asciende hasta 18 meses. En caso de mezclarse, su vida útil se reduce hasta 2 meses, siempre y cuando se almacene en frío. De no hacerse, la HCG sin mezclar dura 60 días, mientras que la HCG mezclada apenas 48 horas.

¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR MIENTRAS SE ENCUENTRA EN EL TRT?

Primeros 3 meses

Durante este periodo, la mayoría de los médicos programarán revisiones cada dos semanas durante los primeros dos o tres meses, luego una vez al año. Al momento de tomar el medicamento, se podrán notar efectos sobre la libido y la energía pasadas unas horas tras la ingesta. En cuanto a efectos sobre el estado de ánimo (aumento de energía y sensación de bienestar), empezarán a aparecer a partir de la segunda o tercera semana del tratamiento. A esto, se le deben agregar algunos efectos secundarios negativos que pueden surgir en este tiempo como sudores nocturnos, brotes de acné, entre otros, los cuales no serán de alarma.

A partir del tercer mes

Tras cumplir la primera etapa, los efectos adversos mencionados en el anterior punto (Los sudores nocturnos y el acné) comenzarán a disminuir. Habrá una mejora en el humor. Los efectos en la libido pueden ser ligeramente menores que en los primeros 3 meses, pero aun así se experimentará una gran mejoría. A ello se agrega que algunos usuarios del TRT también pueden experimentar pérdida de grasa, aumento del músculo y de la fuerza, una voz más grave y un aumento del vello facial y corporal. De igual manera se podrá presentar efectos adversos como niveles altos de estrógeno por lo que se recomienda monitorear los niveles de estrógenos de cada tres a seis meses.

Recomendaciones para la inyección

La inyección subcutánea es excelente para la TRT. Además, las inyecciones subcutáneas son mucho más fáciles de administrar que las inyecciones intramusculares y tienen efectos similares. El sitio de inyección más fácil de usar se ubica cerca al ombligo o en las almohadillas de grasa del abdomen. Este proceso es completamente indoloro y no deja ningún signo o cicatriz visible.

Abandonar un ciclo de TRT

En un eventual caso de que el paciente desee dejar de usar el TRT por diversas razones (costo, cansado de inyectarse, efectos secundarios, etc.), es imprescindible hacerlo bajo la supervisión de un médico endocrinólogo quien controlará el proceso, basándose en exámenes de sangre, y creará una terapia adecuada.

Lo anterior es extremadamente importante, ya que el uso prolongado de aplicaciones externas de testosterona tiende a apagar totalmente el eje hipotálamo-hipófiso testicular (también conocido como eje “HPTA”), por lo que se requiere una terapia adecuada para reiniciar la actividad de este eje, el cual tiene un papel absolutamente crucial en la producción hormonal.

Testosterona ayuda a aumentar la masa muscular
La TRT puede ayudar a aumentar la masa muscular

BENEFICIOS DE LA TRT

 

La terapia de reemplazo de testosterona en hombres con baja testosterona produce varios beneficios positivos, entre los cuales están unos que son concluyentes y otros que son posibles:

Se ha demostrado que la terapia de reemplazo de testosterona altera positivamente la composición corporal al aumentar la masa muscular y disminuir la masa grasa (mediante el aumento de la lipólisis de la grasa). De igual manera, se ha visto que ralentiza o incluso revierte la pérdida de densidad mineral ósea relacionada con el envejecimiento, además de que la TRT aumenta la libido.

Por otro lado, se ha visto, pero que aún no se cuenta con evidencia concluyente, que la terapia de reemplazo de testosterona puede mejorar la función sexual (mejorar la función eréctil), mejorar el estado de ánimo y reducir la depresión. La razón principal por la cual la TRT podría no ayudar con la disfunción eréctil o el estado de ánimo/depresión es debido a que ambas condiciones pueden estar relacionadas con una o más condiciones médicas subyacentes potenciales no relacionadas con los niveles de testosterona, a lo que, desde luego, si no son tratadas, no se podría evidenciar una mejoría en estos aspectos.

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA TRT

Entre los efectos secundarios de la TRT se pueden encontrar la Policitemia, infertilidad, apnea de sueño, ginecomastia, retención de líquidos y alteración de niveles de lípidos, los cuales serán explicados a continuación:

En primer lugar, la policitemia, es un efecto que ocurre cuando la producción de glóbulos rojos aumenta considerablemente. Como se explicaba anteriormente, la testosterona estimula la producción de glóbulos rojos, por lo que la TRT puede aumentar los niveles de glóbulos rojos más allá de lo normal. Los niveles altos de glóbulos rojos hacen que la sangre se espese y coagule, pudiendo ocasionar un accidente cerebrovascular en el paciente. Por lo tanto, si la producción de glóbulos rojos aumenta drásticamente, las dosis de TRT deben ser reducidas o detenidas. Además, se debe realizar una flebotomía (extracción de sangre para reducir los niveles de glóbulos rojos) por parte del médico endocrinólogo.

A lo anterior se agrega la infertilidad. La TRT interrumpe la liberación normal de testosterona en el cuerpo, lo que perjudica la producción de esperma. Es importante que los hombres que desean preservar su fertilidad consulten con su médico antes de comenzar el tratamiento. En este caso, lo más probable es que el médico recomiende agregar inyecciones de HCG (explicado previamente) para prevenir la infertilidad.

En cuanto a la apnea del sueño, la TRT puede agravar los síntomas en hombres que hayan sido diagnosticados previamente.

Por otro lado, la TRT puede generar Ginecomastia al alterar el equilibrio entre la testosterona y estrógeno en el cuerpo de ciertos hombres que metabolizan la testosterona en el estradiol más fácilmente de lo normal. Este proceso, llamado aromatización, hace que el tejido mamario se hinche, por lo que es importante tratar cualquier problema de ginecomastia rápidamente. Desafortunadamente, el tratamiento médico de la ginecomastia que ha demorado más de un año en ser aplicado es a menudo ineficaz y puede requerir una intervención quirúrgica.

Retención de líquidos: La retención de líquidos puede ocurrir en varias partes del cuerpo al comienzo de la terapia. Éste es generalmente resuelto después de los primeros meses de tratamiento.

Por último, la TRT puede alterar los niveles de lípidos afectando negativamente los niveles de colesterol, reduciendo ligeramente el colesterol HDL y aumentando ligeramente el colesterol LDL. La mayoría de los casos de efectos adversos al colesterol están vinculados con dosis suprafisiológicas de testosterona, no con dosis de TRT.

¿CONCLUSIÓN: QUÉ ESPERAR DE LA TERAPIA DE REEMPLAZO DE TESTOSTERONA?

En resumen, el TRT trae una serie de efectos que son esperados en los pacientes que inician con este tratamiento, entre los cuales se incluyen:

1) Beneficios sexuales: Estos se activan por completo alrededor de la semana 3 y se estabilizan entre las semanas 19 y 21.
2) Efectos antidepresivos: La depresión a menudo comienza a desaparecer alrededor de la semana 6, pero los beneficios máximos tardan más.
3) Efectos ansiolíticos y prosociales: Estos factores comienzan a aparecer aproximadamente a la semana 3, estabilizándose aproximadamente 3 meses después de comenzar la terapia.
4) Sensibilidad más alta a la insulina. Comienza a aumentar en solo unos días, con efectos que se hacen evidentes (menos grasa corporal) en 3 a 12 meses, pero a menudo continúan durante años.
5) Aumento de la masa muscular. Esto depende en gran medida no solo de tener niveles adecuados de testosterona, sino también de la genética, la dieta, el estilo de vida y el entrenamiento. Sin embargo, en términos generales, la terapia con testosterona puede afectar positivamente la musculatura en tan solo un mes, alcanzar su punto máximo en aproximadamente un año y luego continuar a un ritmo más lento durante un tiempo.
6) Buena vida. Y luego está el beneficio intangible conocido como disfrute de la vida. Es lo que a menudo obtienes cuando combinas todos los beneficios de la testosterona, tanto fisiológicos como psicológicos, en uno.

Tongkat Ali, el suplemento estrella para aumentar la testosterona

En este artículo hemos hecho énfasis en las vías naturales por medio de las cuales puedes aumentar tu testosterona, y por lo tanto no queríamos dejar pasar la oportunidad de recomendarte un suplemento que, por sus propiedades, bien merece la pena que conozcas.

Este no es otro que la planta Eurycoma Longifolia Jack, mejor conocida como Tongkat Ali, el suplemento natural con los efectos más potentes comprobados como precursor de la testosterona.

Pero además de estimular niveles saludables de testosterona, también ayuda a promover la fuerza física y la energía, mejora el flujo sanguíneo y la función cognitiva.

Lo ideal es que el suplemento de Tongkat Ali que elijas tenga un buen porcentaje de eurycomanona, el cual es el principal componente bioactivo del Tongkat Ali y el que le otorga gran parte de sus propiedades.

A diferencia de los otros suplementos de Tongkat Ali del mercado que sólo tienen de 0.1% a 0.5% de eurycomanones (el principal ingrediente activo), el extracto de Tongkat Ali Nootropicsdepot tiene 10% de eurycomanones. Por eso, es de lejos el suplemento de Tongkat Ali más potente disponible hoy en día.

Comprar extracto de Tongkat Ali en nuestra tienda en línea partner Cuerpoymente.mx

 

Si quieres conocer más acerca de suplementos que, como la testosterona, pueden ayudarte a tener mejores niveles de energía y aumentar tu masa muscular, te recomendamos el siguiente artículo: Péptidos para perder peso, ganar masa muscular y luchar contra el envejecimiento 

También te recomendamos nuestro artículo sobre cómo aumentar tus niveles de testosterona de forma natural, que te será de gran ayuda si también buscas alternativas para mejorar tus niveles de esta importante hormona.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

dos × 3 =