8 suplementos para limitar los riesgos del COVID-19

By: mundobiohacking

Pocos podían imaginar que lo que empezó como una neumonía de origen desconocido, a finales de 2019 en China, en poco tiempo se convertiría en una emergencia a escala global.

La pandemia por COVID-19 ha afectado a millones de personas, y ha dejado de manifiesto la fragilidad de los sistemas sanitarios de muchos países.

El causante, un coronavirus: el Sars-Cov-2. Este no solo es el que ocasiona el síndrome respiratorio agudo severo, también puede afectar a diferentes órganos del cuerpo, causando la muerte en los casos más graves.

Uno de los aspectos más preocupantes de la enfermedad COVID-19 es que, hasta el momento, no existe un tratamiento específico que sea lo suficientemente eficaz para curar a una persona una vez ha sido infectada por el virus.

Los avances en las vacunas son una luz de esperanza para combatir la pandemia, sin embargo, no todas presentan el mismo nivel de efectividad. Y lo que es igual de importante, los retos logísticos de distribución para que las vacunas lleguen a cada país hacen que el proceso no sea equitativo y pueda tomar años.

Ante esta situación, la búsqueda de un tratamiento que ayude en el restablecimiento de la salud para las personas que se contagian de COVID-19 y desarrollan síntomas, es de una importancia crucial.

Compuestos naturales en contra del COVID-19

Los científicos continúan en la búsqueda de compuestos naturales útiles contra el virus.

Durante siglos los compuestos naturales han sido usados por los sistemas médicos tradicionales de diversas culturas. Hoy en día muchos se mantienen vigentes y se continúan haciendo estudios científicos respecto a ellos.

Ante la amenaza que representa el COVID-19,  investigadores de todo el mundo se han avocado a la tarea de encontrar alternativas de origen natural que puedan combatir al virus, e inhabilitar su mecanismo de infección.

En este artículo, encontrarás varios suplementos que contienen compuestos naturales que han sido estudiados por la comunidad científica. Estos ofrecen ventajas frente a otras sustancias químicas que se usan frecuentemente para tratar a pacientes con COVID-19, como:

  • Pocos o ningún efecto secundario.
  • Son más económicos y de más fácil obtención ya que provienen en su mayoría de plantas.
  • Poseen múltiples propiedades para la salud en general.

Por supuesto, es bueno recordar que actualmente no existe ninguna sustancia, sintética o natural, que por sí sola pueda curar o prevenir de manera consistente el COVID-19.

Sin embargo, el potencial antiviral que poseen los suplementos que se encuentran en esta lista, los convierte en una opción profiláctica y coadyuvante para complementar las terapias anticovid-19 que se usan en todo el mundo.

N-Acetilcisteina

Molécula de N-Acetilcisteína

La N-Acetilcisteina (NAC) es la forma acetilada de la L-cisteína (un aminoácido producido por el cuerpo humano y presente en algunos alimentos). NAC se usa comúnmente como agente mucolítico para disminuir las secreciones causadas por las afecciones del tracto respiratorio y para tratar la sobredosis por acetaminofén.

Desde la aparición del COVID-19, varios han sido los estudios científicos que examinaron el uso de NAC para tratar esta enfermedad.

Entre estos estudios se encuentra el de un grupo de investigadores chinos que evaluaron el caso de un paciente de 64 años con comorbilidades, quien fue diagnosticado con neumonía a causa del COVID-19.

Este paciente, a pesar de ser tratado con una variedad de antivirales y antibióticos, y requerir soporte respiratorio, presentaba un deterioro progresivo.

Ante este escenario, los médicos decidieron tratarlo además con N-Acetilcisteína, lo que ayudó a mejorar su cuadro clínico en las semanas posteriores.

Ahora bien, ¿Por qué los médicos tratantes de este paciente usaron NAC?  El motivo no fue arbitrario, de hecho, la N-acetilcisteína se ha utilizado en la práctica clínica para tratar a pacientes con cuadros sépticos en estado crítico.

Y es también,  gracias a sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias e inmunomoduladoras, que NAC puede resultar beneficiosa en el tratamiento y la prevención de varias enfermedades.

Las múltiples ventajas de NAC

Si solo se tiene en cuenta el caso del paciente de 64 años podría pensarse  que se trata de un hecho anecdótico, pero esto no es cierto. Otros estudios también han reflejado el potencial de NAC para tratar las infecciones respiratorias por influenza y más recientemente, para COVID-19.

Desde mucho antes de la pandemia,  datos científicos informaban que la administración oral de NAC puede mejorar la inmunidad celular y así prevenir el desarrollo de ciertas enfermedades causadas por virus respiratorios.

La inmunidad celular es primordial en la defensa del organismo. Es un proceso inmunológico en el que no se ven envueltos los anticuerpos. Es en realidad un tipo de respuesta diferente que está dirigida principalmente a agentes patógenos que pueden infectar las células.

La inmunidad celular está mediada por los linfocitos T, que son capaces de detectar un antígeno en la superficie de una célula infectada y eliminarla.

Adicional a todos estos beneficios, NAC también presenta otras características claves en contra del COVID-19, por ejemplo: puede inhibir el factor nuclear potenciador de las cadenas ligeras kappa de las células B activadas o NF-κB.

¿Y esto porque es importante? Como todos los virus, el Sars-Cov-2 necesita ingresar a una célula para poder replicarse, y una vez dentro de la misma puede hiperactivar el NF-κB.

El NF-κB cumple varias funciones importante para el organismo, y una de ellas es mediar en la respuesta inmune. El problema está en que  si se sobreactiva, puede inducir una respuesta inflamatoria grave conocida como tormenta de citoquinas.

Las células blancas defienden al organismo, pero ante algunas enfermedades pueden ocasionar una respuesta inflamatoria excesiva.

El poder antioxidante de NAC contra el COVID-19

Ante una infección por COVID-19, el sistema inmune activa los neutrófilos, células blancas que tienen un diverso arsenal de formas para atacar a los patógenos, entre ellos la producción de citoquinas proinflamatorias.

Pero también, pueden producir formas reactivas de oxígeno (ROS), dicho de una mejor forma: radicales libres. La función de estos ROS es la de dañar al agente infeccioso. Sin embargo los radicales libres también pueden afectar a los tejidos del cuerpo.

En el caso de una infección grave por COVID-19, puede ocurrir que sean los mismos neutrófilos los que causen daño a los pulmones debido a la producción excesiva de citoquinas y radicales libres.

NAC tiene otro punto a su favor muy importante para ayudar a evitar esto, tiene propiedades antioxidantes y a su vez, ayuda a incrementar el glutatión en el organismo. El glutatión es un péptido presente en las células que las ayuda a protegerse de la oxidación, neutralizando a los radicales libres.

Este poder antioxidante de NAC podría prevenir eficazmente la tormenta de citoquinas, el edema pulmonar y la insuficiencia respiratoria inducida por los ROS.

En suma, todos estos beneficios de la N-Acetilcisteína, la hacen una alternativa bastante prometedora para ser usada en conjunto con otros tratamientos antivirales, y así reducir de forma drástica la tasa de hospitalización, la ventilación mecánica y la mortalidad.

Estudios Científicos:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7649937/
https://link.springer.com/article/10.1007/s10787-020-00773-9
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33080692/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21635874/

Comprar N-Acetilcisteína en nuestra tienda partner Cuerpoymente.mx

Zinc

El zinc es un nutriente esencial que el organismo necesita para su normal funcionamiento. El zinc promueve la función cognitiva, el mantenimiento del cabello saludable, es beneficioso para la visión y además, se encuentra estrechamente ligado con la defensa del cuerpo.

La deficiencia de zinc debilita el sistema inmunológico, hecho que, en el contexto de la pandemia por coronavirus, pudo ser comprobado en un estudio que detectó que 27 pacientes de un grupo de 47 con complicaciones derivadas del COVID-19, presentaban una deficiencia de zinc.

El zinc también tiene propiedades antivirales, ayudando a inhibir la síntesis del ARN y la replicación viral. Propiedades confirmadas en otros estudios de infecciones causadas por virus como el de la hepatitis C, el VIH y otros coronavirus.

Se ha observado también que el zinc puede evitar la inflamación en los pulmones inhibiendo la señalización de NF‑ κB, y normalizar así la sobreproducción de citoquinas.

Todos estos datos son un buen indicador de que la suplementación con zinc puede ser beneficiosa para la profilaxis y como tratamiento coadyuvante para el COVID-19.

Estudios científicos:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32920234/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32512490/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21079686/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33126054/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32319538/

Comprar Zinc sucrosomial en nuestra tienda partner Cuerpoymente.mx

 

Vitamina D

La exposición moderada al sol es necesaria para la producción de vitamina D.

Otro nutriente esencial implicado en el fortalecimiento del sistema inmunológico es la vitamina D. La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con varios tipos de cánceres, enfermedades cardíacas, depresión, aumento de peso y otros trastornos.

Es tan importante que su deficiencia en el organismo podría agravar los síntomas de las personas con COVID-19. Un gran número de estudios han corroborado este hecho, encontrando que entre las personas con COVID-19, los casos graves de la enfermedad tenían una mayor deficiencia de vitamina D, en comparación con los casos leves.

La deficiencia de vitamina D puede afectar a personas de todas las edades, pero son los adultos mayores quienes tienen un mayor riesgo de presentarla, ya que con la edad disminuyen los niveles de 7-deshidrocolesterol de la piel.

El 7–deshidrocolesterol es un compuesto químico que abunda en la piel, y cuando absorbe la luz ultravioleta del sol se transforma en colecalciferol (vitamina D3).

Se ha comprobado también que un nivel de vitamina D adecuado puede reducir la posibilidad de infecciones del tracto respiratorio, según los estudios publicados en el Journal of Pharmacology and Pharmacotherapeutics.

La vitamina D es aún objeto de análisis en cuanto a su relación ante el COVID-19, pero lo que está claro es que mantener los niveles óptimos de ella, se asocia con una mejor respuesta inmune frente a las enfermedades.

Estudios científicos:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33146028/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33065275/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20649944/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7230220/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32511549/

Hesperidina

La hesperidina es un flavonoide que se encuentra en los frutos cítricos, como la naranja y la mandarina, y proporciona beneficios cardiovasculares y neuroprotectores.

La hesperidina se ha convertido en un fármaco candidato para ayudar en el tratamiento en contra del COVID-19, y es porque tiene una actividad antiviral muy especial: puede impedir que el SARS-CoV-2 ingrese a las células por medio de los receptores ACE2.

El receptor ACE2 es el principal objetivo de ataque para el virus, e inhibir este receptor significa que este no puede ingresar e infectar las células tan fácilmente. Los receptores ACE2 se encuentran en muchas células del cuerpo, pero más en los pulmones, órganos que están entre los más afectados por el COVID-19.

Otra de las ventajas de la hesperidina son sus propiedades antiinflamatorias, que al igual que con los anteriores compuestos de esta lista, inhibe el exceso de citoquinas.

De igual forma un estudio que analizó los compuestos naturales que podrían ayudar en contra del COVID-19, encontró que la hesperidina es un potencial inhibidor de la proteasa 3CLpro y la enzima RdRp (ARN polimerasa dependiente de ARN).

El ciclo de infección de los virus puede ser algo complejo, pero para entenderlo más fácilmente: el SARS-COV-2 necesita tanto de 3CLpro como de RdRp para poder replicarse en las células.

Otro punto a destacar de la hesperidina es que,  al igual que la N-Acetilcisteína, tiene un efecto antioxidante. Es decir, contrarresta los efectos dañinos de los radicales libres de oxígeno que provoca la infección e inflamación ocasionadas por el virus.

Estudios Científicos:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32823497/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32531538/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33084512/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33401173/

Comprar hesperidina en nuestra tienda partner Cuerpoymente.mx

Andrographis Paniculata

Es una planta que se ha usado durante años en la medicina tradicional de China y de India, y es conocida popularmente como “Rey de los amargos”, debido a su sabor.

El Andrographis Paniculata ha cobrado una mayor relevancia durante la pandemia por coronavirus, al punto en que fue aprobado en Tailandia, a finales de diciembre de 2020, para ser aplicada en terapia anticovid-19.

En este país asiático ya se habían realizado ensayos en pacientes con coronavirus, que demostraron que las personas tratadas con extractos de Andrographis mejoraron dentro de los tres días posteriores al inicio del tratamiento.

El Andrographis tiene varios compuestos activos, pero al que los científicos han prestado especial atención es al Andrografólido, conocido por promover la salud inmunológica y por sus propiedades antivirales de amplio espectro.

Estudios recientes han demostrado que el andrografólido puede inhibir la principal proteasa del virus SARS-CoV-2, la 3CLpro. Además, el Andrografólido también puede regular el factor NF-κB, lo que significa que puede atenuar la inflamación.

Estudios científicos:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32329419/
https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.12.08.415836v1

Nigella Sativa

Las semillas de la Nigella Sativa tienen propiedades beneficiosas para la salud.

Nigella Sativa es una planta de tipo herbal usada en la medicina tradicional india y ayurvédica. También se le conoce como “Black seed”, debido al color negro de sus semillas, que son las que contienen una variedad de compuestos que proporcionan beneficios para la salud.

Entre los compuestos activos de la Nigella Sativa, varios de ellos tienen la capacidad de bloquear la proteína de la nucleocápside (proteína N) y la proteasa similar a la papaína (PLpro) presentes en el SARS-CoV-2.

Ambas, la proteína N y la proteasa PLpro juegan un papel clave en la replicación viral. La PLpro del virus tiene además una función adicional muy negativa: eliminar la ubiquitina de la célula infectada. La ubiquitina es una proteína que existe en las células y que marca a otras proteínas para su destrucción.

Aunque la palabra destrucción puede sonar como algo negativo, la ubiquitina es de una importancia vital, ya que entre sus funciones también está la de señalar otras proteínas dañinas, como las que poseen los virus.

Es decir, la PLpro le sirve al SARS-COV-2 para evitar que sus proteínas sean eliminadas, y así pueda completar su ciclo de infección dentro de las células.

Esto demuestra la gran importancia de inhibir la actividad de la proteína N y la proteasa PLpro, acción que 10 fitocomponentes de la Nigella Sativa tienen el potencial de realizar según un estudio de investigadores del Era’s Lucknow Medical College and Hospital de India.

Al hablar de la Nigella Sativa, también hay que mencionar a la timoquinona, uno de los principales compuestos activos de la planta.

La timoquinona tiene también la capacidad de bloquear otra puerta de entrada a las células conocidas como la proteína HSPA5. Al igual que como sucede con los receptores ACE2, el SARS-COV-2 puede unirse a HSPA5 por medio de las espigas de su corona, y así entrar a la célula.

 

La espigas del SARS-COV-2 son la llave de entrada a las células.

Estudios científicos:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32875925/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33289456/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32340551/

Comprar extracto de Nigella sativa en nuestra tienda partner Cuerpoymente.mx

Quercetina

Los capullos de la planta de alcaparras contienen una gran concentración de quercetina.

La quercetina es un compuesto bioflavonoide que se encuentra en una gran variedad de plantas, verduras y frutas como la cebolla morada, el cilantro, las alcaparras, las manzanas, el berro y los arándanos.

La quercetina es una molécula vegetal digna de estudio, ya que exhibe  actividad farmacológica con efectos antivirales y antiinflamatorios.

Análisis realizados en base a la estructura molecular de diferentes compuestos utilizados en la medicina tradicional china, encontraron que la quercetina tiene un potencial significativo para inhibir las proteasas 3CLpro y PLpro.

Es interesante resaltar también los resultados obtenidos a partir de un cribado virtual hecho en la famosa supercomputadora Summit (desarrollada por IBM para el OAK Ridge National Laboratory en Estados Unidos).

En este estudio virtual, se buscaban moléculas que pudieran unirse a la glicoproteína S del SARS-COV-2 (La proteína presente en forma de espiga en la corona del virus).

Entre los compuestos probados, se identificó que la Quercetina tiene un gran potencial para inhibir la interacción entre la glicoproteína S y el receptor ACE2 de las células. Lo que confirma aún más su papel como un agente antiviral prometedor para futuras investigaciones.

Estudios científicos:

https://chemrxiv.org/articles/preprint/Repurposing_Therapeutics_for_the_Wuhan_Coronavirus_nCov-2019_Supercomputer-Based_Docking_to_the_Viral_S_Protein_and_Human_ACE2_Interface/11871402
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33034398/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33444408/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33016666/

Comprar Quercetina en nuestra tienda partner Cuerpoymente.mx

Antocianina

Las bayas se cuentan entre las frutas con mayor cantidad de antocianinas.

Si quieres saber qué es lo que le da ese color tan característico a ciertas frutas y verduras como la coliflor púrpura, el maíz azul, las frambuesas, los arándanos y las cerezas, pues son las antocianinas. Se trata de pigmentos que se encuentran en las vacuolas de las células de las plantas.

Se ha asociado el consumo de vegetales ricos en antocianinas con varios beneficios, a saber: efectos neuroprotectores, antiinflamatorios y antioxidantes. Igualmente pueden contribuir en la salud cardiovascular y la función ocular.

Ahora bien, varios estudios también han confirmado que las antocianinas tienen propiedades antivirales que pueden resultar útiles en contra del COVID-19.

Al igual que los compuestos de los que ya hemos hablado en este artículo, ciertos tipos de antocianinas pueden inhibir la glicoproteína S de la espiga del SARS-COV-2 así como la proteasa 3CLpro, y ayudar a evitar la replicación del virus.

Algo a tener en cuenta es que, no solo hay que considerar el potencial anticovid-19 de las antocianinas. Son sus múltiples beneficios los que promueven la salud en general para que el organismo pueda enfrentar las enfermedades de una manera más eficiente.

Estudios científicos

https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fphar.2019.01207/full
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1110062121000015
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32745925/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32741312/

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

diecinueve − tres =